El Opel Zafira Life es el monovolumen de la marca alemana. Es uno de los ases que forman el póker del grupo PSA junto a Toyota, ya que es el mismo vehículo que el Citroen SpaceTourer, el Peugeot Traveller y el Toyota Proace.

Mide  1’92 de ancho, 1’90 de alto, pero la longitud varía dependiendo de la talla que escojamos. En la talla S la distancia entre ejes es de 2’92M, mientras que en la talla M y L aumenta hasta los 3’27M. Se ofrece en varios acabados: Edition, Elegance, o Business Edition y Business Elegance. En cuanto al número de asientos, podremos elegir configuraciones de 5, 6, 7, 8, o hasta 9 asientos.

La gama de motores está compuesta por dos propulsores diésel. El primero, de litro y medio de cilindrada y 120cv, y el segundo, de dos litros, con potencias de 150 o 180cv. La caja de cambios podrá ser manual de 6 velocidades o automática de 8.

Exteriormente, Opel pone su sello distintivo en este modelo en su paragolpes delantero. En el lateral encontramos unas enormes puertas que se abren automáticamente y que proporcionan un fantástico acceso al interior. Las llantas son de 17”, y en la trasera encontramos un portón enorme con un cristal que puede ser abatible si lo adquirimos como extra. Y si eres un auténtico aventurero,  puedes pedir este Zafira Life en versión camper, preparado por Tinkervan, para explorar mundo de la mejor manera posible.

En el interior descubrimos el potencial de este monovolumen: el espacio es inmenso, y más aún en esta talla L. Las calidades son correctas, con plásticos duros típicos de vehículos más comerciales que de turismos, aunque tienen buen anclaje. El cuadro de instrumentos es clásico y la pantalla del sistema multimedia es de 7” con navegación, conectividad y sistema de audio de 10 altavoces y subgraves. Todos los asientos de este habitáculo, que en total son 6 en nuestra unidad de pruebas, son de cuero, y el del piloto y copiloto disponen de regulación eléctrica y calefacción en 3 intensidades. También incluyen reposabrazos individuales. Hay numerosos huecos repartidos por la  totalidad del habitáculo.

El acceso a las plazas traseras es enorme gracias al portón del lateral que se abre de manera automática. Hay mucho espacio incluso para tener habilitadas 3 filas de asientos en total. La consola que está acoplada al techo reparte la salida de aire acondicionado, e incluye la regulación tanto del caudal como de la temperatura. También se encuentra en este habitáculo una toma schuko y varias de 12v.

El maletero es de apertura manual, el portón es grande y pesado, por lo que echamos de menos una apertura eléctrica. El espacio es enorme, y es que el dato oficial es de 1950L con dos filas de asientos disponibles, pero es un dato relativo, ya que los asientos van en railes y se pueden modificar a gusto del consumidor. Lo mejor es ver en persona la cantidad de espacio que hay. La rueda de repuesto esta ubicada debajo del vehículo, al estilo 4×4.

Dinámicamente, es un coche muy voluminoso que esconde sus puntos flacos con el poderoso motor 2.0 diésel de origen PSA (BlueHDi) de 180cv y cambio EAT8, una propulsión que le queda como anillo al dedo: es contundente, perfecto para mover este tipo de vehículos grandes, con buenas capacidades de recuperación y cambios de ritmo y para conseguir buenos consumos, ya que en esta unidad hemos obtenido un consumo combinado de 8L exactos, un consumo que nos ha gustado teniendo en cuenta que tiene 180cv, que es un coche de más de 5 metros de largo, 1’90 de alto, poca aerodinámica, y casi 1900kg.

La dirección es neutra, y nos hubiese gustado que existiesen modos de conducción para poder poner más blanda la dirección en maniobras urbanas a poca velocidad, donde se le nota un poco pesado. La suspensión trabaja correctamente, filtra bien las irregularidades y aporta un buen aplomo a pesar del gran volumen de este vehículo. Los frenos actúan perfectamente sobre la totalidad del conjunto.

El total del depósito de gasóleo es de 70L, mientras que el de Adblue es de 22L. Las ayudas a la conducción que disponemos en esta unidad son el control crucero normal, el aviso de ángulo muerto y el aviso de precolisión. Existen más que podrán incorporarse con otros packs opcionales.

El Opel Zafira Life incluye faros  de xenón con buen alumbrado, y luces largas automáticas. Los precios parten desde 28.000 euros. La unidad de pruebas que estamos probando está en torno a los 43,000 euros. Aquí tienes la videoprueba:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies