Hoy estamos en la presentación de la versión EcoHybrid del Subaru Impreza, el cual se convierte en el tercer modelo de Subaru que integra está propulsión híbrida autorrecargable.

El Subaru Impreza es el tercer modelo de la marca japonesa en integrar esta propulsión híbrida e-boxer, después del XV y Forester. Consta de un motor de gasolina de 2 litros de cilindrada atmosférico con 4 cilindros en disposición bóxer que rinde 150cv, asociado a un motor eléctrico de 16,7cv y 65Nm de par máximo. Este motor eléctrico es alimentado por una batería pequeña de ion de litio, con una capacidad de 0,6Kwh y situadas por debajo del piso del maletero. Gracias a esta propulsión consigue un mejor empuje, con un menor consumo y luciendo la etiqueta Eco de la DGT.

Esta tecnología híbrida, está acoplada a un cambio automático Lineartronic de tipo CVT con 7 relaciones ficticias. Ah y como buen Subaru que es, la potencia se envía a las cuatro ruedas, gracias al maravilloso sistema de tracción Symmetrical All Wheel Drive de la marca.

Exteriormente tan solo ha recibido un pequeño restyling, integrando un nuevo parachoques delantero, una nueva parrilla, algunos toques más modernos en los faros y un nuevo diseño de llantas, siendo estás las únicas disponibles de 17”. El Impreza desde ahora solo se comercializará con esta propulsión e-boxer y con un único acabado llamado Urban, que incluye un equipamiento cerrado, siendo opcional el color de la carrocería, que por cierto tenemos 7 colores distintos.

El interior sigue ofreciendo prácticamente lo mismo que ya veíamos en el Impreza de 2018, con una buena calidad de materiales en el interior y un excelente ajuste de todos ellos. Como novedad encontramos unos nuevos panales en las puertas y un gráfico en las pantallas donde podremos ver el flujo de energía para ver en todo momento como va funcionando el sistema híbrido. Por lo demás encontramos una tecnología correcta, con una pantalla de 8” que integra Apple Car Play y Android, cámara de visión trasera…

Las plazas traseras tienen un buen acceso y dentro hay bastante espacio en los asientos laterales. Esta banqueta es cómoda, y como veíamos en las plazas delanteras, continua la tendencia de la tela. Como accesorios de confort tenemos un apoyabrazos central y anclajes Isofix. Por el contrario la plaza central es algo dura, estrecha y pequeña, por lo que la reservaremos para niños o adultos de tamaño mediano en un trayecto puntual.

El maletero es de apertura manual y dentro nos esconde 340 litros de capacidad total, lo que se traduce en 45 litros menos que el Impreza que conocíamos hasta la fecha. Esta disminución de la capacidad, se debe a que la batería del motor eléctrico se encuentra debajo del piso del maletero. Un detalle que siempre gusta en los modelos de Subaru, es que nos incorpora una bandeja de plástico para depositar nuestra carga, y no manchar la tapicería si llevamos algún objeto sucio.

En marcha se nota que este Impreza empuja más y tiene unas mejores prestaciones que la versión anterior. El sistema híbrido está compuesto por un motor de gasolina atmosférico, de 2 litros de cilindrada de cuatro cilindros en disposición Boxer, que rinde 150cv. Asociado a este motor tenemos una caja de cambios Lineartronic de tipo CVT que está unida a un motor eléctrico de 16,7cv y 65Nm de par máximo. Este motor eléctrico es capaz de mover de manera autónoma al Impreza durante 1,6Km de manera ininterrumpida y siempre que no abusemos del gas. Su velocidad máxima en modo 100% eléctrico es de 40Km/h, aunque si vamos un poco más rápido, en zonas de llaneo o bajadas, se activará para conseguir mejores consumos.

El Impreza EcoHybrid homologa un gasto de 7,7 litros cada 100 km, pero nosotros en esta pequeña prueba no hemos podido sacar conclusiones claras, y tendremos que probarlo más adelante con detenimiento.

Otros de los puntos fuertes de este Impreza es que sigue teniendo la tracción a las cuatro ruedas, esencia de la marca, la Symmetrical All Wheel Drive, que convierte a a este Impreza en un coche ágil en curva. Este sistema de tracción integral, reparte durante la conducción el par entre los dos ejes en todo momento, para tener el mejor agarre posible en cualquier tipo de condición.

Respecto a ayudas a la conducción, integra de todo, gracias al sistema EyeSight, convirtiendo a este Impreza en un coche de lo más seguro de su segmento. Este sistema EyeSight despliega las siguientes ayudas a la conducción: Control crucero adaptativo, Aviso de precolisión con frenada e emergencia automática y el aviso del cambio involuntario del carril con corrección de la dirección.

El precio para el nuevo Impreza e-boxer es de 31.250 euros con los precios y promociones de la marca a la hora de poner a la venta en España este modelo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies