Hoy probamos el nuevo Opel Astra 2020, un pequeño restyling a simple vista del modelo actual del Astra. Y digo a simple vista porque únicamente por fuera cambia el parachoques delantero, que trae un nuevo diseño más refinado y parecido a los nuevos modelos de marca del rayo. Este parachoques no solo trae novedades en lo que a diseño se refiere, sino que también incluye un nuevo sistema de pétalos por dentro que cierran y abren automáticamente, dependiendo de si el motor necesita más o menos refrigeración. Con este sistema Opel ha conseguido mejorar la aerodinámica del vehículo llegando a un CX26 e igualando a uno de sus modelos más deportivo y mítico de la marca, el Calibra, y convirtiéndose en el Opel con mejor coeficiente aerodinámico de la historia de la marca del rayo. Como dato curioso, el Astra antes del Restyling tiene un CX de 29, por lo que se ha mejorado muchísimo el apartado de la aerodinámica, lo que también hará que se mejoren los consumos y el rendimiento del vehículo en curvas.

Y fijándonos más en el exterior, vemos que realmente no hay más cambios, y es que hasta el diseño de todas las llantas (que van desde las 16” hasta las 18”) tienen el mismo diseño que ya veíamos en el modelo que se vendía hasta hace bien poquito. Ahora existen nuevos acabados: Astra, una versión límitada llamada 2020, y que también se han introducido en otros modelos de marca, el GS Line y el Elegance.

En el interior prácticamente no vemos diferencias, seguimos teniendo unas calidades correctas y un buen equipamiento. Podremos escoger los maravillosos asientos AGR con calefacción (tanto delanteros como traseros), ventilación, masaje, ajustes eléctricos… El cambio más grande lo encontramos en la instrumentación, ya que se ha implantado el cuadro del Opel Insignia y el nuevo sistema de infoentretenimiento de 8” para los acabados más altos, que cuenta con un GPS, conectividad para Android y Apple y una nueva cámara de visión trasera con mejor calidad de fluidez e imagen. Con la llegada de este nuevo Astra, Opel ha pensado en esas personas que les gusta escuchar su música en su día a día con una buena calidad de sonido, por eso podremos equipar como novedad y por 600 euros, un equipo de sonido Bose con 6 altavoces y un subwoofer que se escucha de maravilla.

Y ahora llegamos al apartado de donde más se ha modificado al Astra, y es en sus propulsores. Atentos, porque ahora solo cuenta con motores de 3 cilindros tanto en diésel como en gasolina, que en ficha sorprende por sus bajos consumos y emisiones. Todos estos motores son nuevos y han sido desarrollados por General Motors. Estos son los nuevos motores disponibles para el Astra 2020.

En gasolina:

-1.2 Turbo de 110cv, 130cv y 145cv asociados a cambios manuales de 6v.

-1.4 Turbo de 145cv únicamente asociado a un nuevo cambio automático CVT.

En diésel:

-1.5 Turbo D de 105cv asociado a un cambio manual de 6v

-1.5 Turbo D de 122cv asociado a un cambio manual de 6v o al nuevo cambio automático de 9v de tipo convertidor de par.

En marcha el Astra se nota algo más refinado, mejor aislado del exterior y con un leve y mejor confort de marcha. Nuestra unidad cuenta con el 1.2 Turbo de 145cv, un motor de 3 cilindros, que vibra un poco al ralentí y suena algo ronco, vamos lo típico en un motor de solo 3 cilindros, pero a la hora de ir en carretera a velocidad constante, no se le escucha. Es un motor que ofrece una potencia más que suficiente a este nuevo Astra, aunque si que notamos que vamos a tener que jugar mucho con su cambio manual, debido a que es algo perezoso por debajo de las 2.000rpm. Su cambio manual se ha mejorado y ahora tiene un mejor tacto y precisión de marchas. Mecánicamente hablando las marchas ahora son más largas y a 120km/h rodaremos a 2.400rpm, lo que hace que se vea beneficiado en el apartado de consumos. Los consumos obtenidos en nuestra prueba han sido sorprendentemente bajos, y es que nos marcó en mas de 700km con el un consumo de 5,6 litros, haciendo un uso mixto de carretera y ciudad. Otro apartado donde notamos mejora en este Astra, es en el tacto de su pedal del freno, ahora mucho más progresivo que en el anterior.

En el apartado de seguridad, este Astra equipa un montón de ayudas, como el aviso del cambio involuntario de carril con corrección de volante, aviso de ángulo muerto, aviso de precolisión con frenada de emergencia automática, control crucero adaptativo en opción, cámara de visión trasera con asistente de aparcamiento y sensores de aparcamiento, reconocimiento de señales…

El motivo de este restyling es mantener fresco a este Astra, que tantos éxitos está dando a Opel, mientras esperamos una nueva generación, la cual ya vendrá tanto con plataforma del grupo PSA como con sus motores tanto gasolina, diésel, hibridaciones y electrificaciones.

El precio de este nuevo Astra 2020, es algo más elevado que el anterior. Parte desde los 18.500 euros, hasta los 27.500 euros de nuestra unidad con un equipamiento bastante amplio.

Share This