En el último trimestre del año pasado SEAT presentaba al público su primer modelo eléctrico, el más pequeño de todos, el Mii Electric. Se trata de un urbanita que mide 3,55m de largo, por 1,64m de ancho y 1,48m de alto. Por fuera todo es prácticamente igual aunque viene con alguna que otra diferencia. Podemos apreciar que en las puertas delanteras nos incluye unos sticker Mii Electric y en el portón trasero más de lo mismo, por lo que son detalles simples que le diferencian un poquito de un Mii convencional.

Existen dos acabados, el normal y el Plus. Cada uno de ellos se diferencia en una cantidad de unos 1000€, y hemos de decir que por este dinero, merece la pena escoger el acabado Plus. Con el se incluye todo lo que equipa el acabado normal, más unas bonitas llantas de 16”, lunas traseras ahumadas, retrovisores eléctricos con calefacción, luces diurnas de led, sensor de lluvia y luces, 6 altavoces y asientos delanteros deportivos y con calefacción en dos intensidades entre otros. El precio de partida del Mii Electric es de 17730€.

Respecto a los colores, encontramos diferencias en esta versión eléctrica, ya que podremos escoger opcionalmente que el techo nos venga pintado en color negro.

El interior sorprende por lo amplio que es, para encontrarnos en un vehículo urbano del segmento A. En todo el habitáculo vemos que todos sus materiales tienen un correcto anclaje, como ya nos tiene acostumbrados la marca española, y que todo está forrado en plásticos duros y en las puertas, se deja ver mucha superficie en chapa. Todo esto lo hacen para conseguir un menor coste de fabricación en este tipo de coches y así hacer que el precio para la clientela no se dispare en exceso. Nuestra unidad cuenta con el acabado más alto, el Plus, por lo que el equipamiento es bastante completo. A la hora de sentarnos en el puesto de conducción, nos sentimos muy confortables gracias a los asientos deportivos en tela (opcionalmente podrían ser en cuero) con calefacción en dos intensidades, que viene perfecto en épocas de mucho frío. Otro detalle es que la luneta delantera cuenta con calefacción por resistencia para descongelar el cristal en las mañanas frías de invierno, por lo que a priori parece un coche amoldado a situaciones de bajas temperaturas. Más cosas a destacar en estas plazas delanteras es el diseño del salpicadero con una bonita franja en blanco con líneas en marrón y el emblema Mii Electric en el lateral. Respecto a la instrumentación es sencilla y analógica con una sencilla pantalla tft, y el sistema de infoentretenimiento es de lo más sencillo que existe en el mercado, ya que equipa una pantalla de 5” con radio, media, bt y poco más. A pesar de esto, SEAT ha pensado en nuestro Smartphone y nos ha añadido un adaptador en la parte superior del salpicadero para que pongamos nuestro móvil y podamos poner el GPS del móvil. Este Mii también incluye un climatizador automático que funciona de maravilla y respecto a huecos, encontramos unos medianos en las puertas y otro en la consola central, para depositar cartera, móvil o llaves.

Tanto las plazas traseras como su acceso es muy bueno, a pesar de ser un coche del segmento A. Dentro está homologado solo para dos personas, por lo que el enorme túnel de transmisión que lleva no nos molestará. Dentro hay un espacio correcto para dos adultos de mediana estatura o niños, además estos asientos cuentan con anclajes isofix para las sillitas de los niños.

El maletero cuenta con un doble fondo, para una mejor distribución de la carga y con un kit antipinchazos. Su capacidad es de 251 litros, que no están nada mal y abatiendo los asientos llegamos a unos 960 litros.

A la hora de conducir este SEAT Mii, queremos destacar que su propulsor eléctrico es la bomba, y es que acelera de maravilla y mueve genial los 1250Kg que pesa este pequeñin (un peso algo elevado debido a las baterías). Su motor tiene una potencia de 60kw, por lo que hablando en castellano se traduce en 83cv y 212Nm de par máximo. Acelera de 0-50km/h en tan solo 3,9 segundos, aunque el 0-100km/h lo realiza en algo más de 12 segundos. Es un coche con el que saldrás de los semáforos el primero,  gracias a su buena aceleración, y lo mejor es que no pierde nada de tracción y no tendremos que preocuparnos por el desgaste del neumático. Su contra es que su velocidad está limitada a 130km/h, para no comprometer al rendimiento de las baterías en el futuro. Hablando de la batería del Mii electric, hemos de deciros que tiene una capacidad de 36,7KW/h, y tiene una autonomía máxima (según el ciclo WLTP) de 350km conduciendo únicamente en ciudad y de 260km usándolo por todo tipo de vías.

A la hora de cargar nuestro Mii Electric en nuestro Wallbox o enchufe de casa tenemos que saber que con el enchufe normal y corriente tarda en cargar la batería unas 10 horas. Con el Wallbox cargaríamos en corriente alterna en 7,2KW y el proceso sería de 4 horas en cargar el 80% de la batería (es la opción más interesante que podremos instalar en nuestra propia casa). Luego existen unos cargadores especiales de carga rápida en corriente continua que podríamos cargar nuestro Mii en tan solo una hora.

Este propulsor está unido a una caja de cambios automática de una única velocidad, con tres modos de conducción (Eco, Eco + y Normal) que límitan la potencia para conseguir algo más de autonomía. La caja de cambios nos ofrece tres niveles de retención y un cuarto, llamado B, que hace que prácticamente podamos usar únicamente el pedal del acelerador y al soltarle, el coche retenga tanto, que no haga falta pisar el freno prácticamente. Esto viene bien ya que ahorraremos en frenos y usando este modo habitualmente, no tendremos que cambiar las pastillas de freno en la vida útil del vehículo.

Respecto a los demás elementos del vehículo, quiero destacar su suspensión, que aunque es algo blanda, filtra de manera eficaz los baches, comprometiendo una buena confortabilidad a sus ocupantes. Este coche eléctrico, hasta el momento, es el más silencioso que hemos probado, superando a modelos como el Nissan Leaf y los Tesla, y la verdad es que ofrece un correcto confort de marcha. Respecto a las ayudas a la conducción, no tenemos abundantes, pero si tenemos las esenciales, como el control crucero y el asistente de carril para cuando salgamos a carretera.

En definitiva el SEAT Mii electric, nos parece un vehículo excelente para el precio que tiene y la gran autonomía que puede llegar a ofrecernos con una simple carga.

Share This