Toyota siempre ha tenido una relación muy estrecha con el mundo de la competición, en disciplinas tan dispares como los rallyes y las pruebas de resistencia. Hoy en día, este idilio por las carreras se traduce en la firma “Gazoo Racing”:el nombre de todos los equipos oficiales de Toyota y Lexus a lo largo de las múltiples categorías en las que compiten. El nombre de Gazoo Racing  tiene su origen en las pruebas de resistencia alemanas del VLN y las 24 horas de Nürburgring, y es que estas competiciones, junto al campeonato mundial de Rallys, sirvieron de inspiración a los chicos de Toyota para crear el Yaris más potente de la historia: El Gazoo Racing Meinster of Nurburgring.

Si tenías pensado comprarte uno de estos, tengo una mala noticia, y es que se han vendido todas las unidades del GRMN, limitado a 400 unidades para Europa. Pero no todo está perdido, porque Toyota tiene algo para ti: El Yaris G-R Sport. Un compacto del segmento B que comparte estética y algunos reglajes con el GRMN. Este Yaris posee la misma motorización con sus hermanos de gama, el 1.5 Gasolina híbrido de 100Cv, pero destaca sobre los demás gracias a unos amortiguadores Sach Performance, a una barra estabilizadora maciza para dar rigidez a la suspensión y  aunos bonitos Bridgestone Potenza RE50. Estos ajustes rebajan al Yaris 10mm respecto al suelo.

Estéticamente es muy parecido al Yaris GRMN, ya que como hemos comentado comparte muchos elementos. El GR-Sport a diferencia del GRMN solo se ofrece en versión 5 puertas, y puede elegirse tan solo en dos colores: blanco perlado y rojo. Los rasgos de Gazoo Racing pueden encontrarse por todo el coche, como en la parte frontal donde podemos observar un lip en rojo que recorre la parte baja del morro; unas llantas de 5 radios dobles en negro brillante y 17″; un techo en negro brillante rematado en un spoiler trasero y en una bonita zaga con el logo de Gazoo Racing. Todos estos elementos confieren al Yaris Gr-Sport personalidad propia y le hacen diferenciarse con facilidad de un Yaris convencional.

En el interior también encontramos rasgos de la división deportiva de toyota, como unos asientos mixtos en cuero y alcántara y un bonito volante GR acabado en cuero y heredado directamente del GRMN y del Toyota GT86. El resto del habitáculo es igual que en el resto de la gama Yaris: plásticos duros a excepción del que podemos encontrar en la parte frontal del salpicadero; con buen ajuste y distribucción correcta de sus elementos. En el centro encontramos la pantalla del sistema de infoentretenimiento de 7″ con navegador y cámara de visión trasera, la cual está poco orientada al conductor y algo baja. Las plazs traseras por parte siguen el diseño de las plazas delanteras y tienen un espacio correcto para los ocupantes de los extremos, quedando la plaza central limitada a emergencias. El maletero es compacto, con 286L y una forma regular. debajo del piso encontraremos un kit repara pinchazos.

El Yaris GR-Sport monta el mismo motor que el resto de la gama: el 1.5 gasolina híbrido de 100Cv. Por una parte tenemos un motor gasolina de 75Cv y por otra tenemos un motor eléctrico de 45Kw. Por parte del motor no encontramos ninguna mejora o signo de deportividad, por eso tenemos que fijarnos en otros elementos que sí ofrecen tales cosas. El equipo de Toyota se ha encargado de darle algunos juguetitos para hacerlo deportivo, como unas suspensiones Sach Performance, una barra estabilizadora maciza, un mayor ancho de vía y frenos, y unos bonitos Brigestone Potenza Re50 205/45/17. Todos estos elementos consiguen hacer del Yaris GR-Sport un coche ágil, ratonero y deportivo.

El principal punto fuerte es su manejo y el paso por curva, ya que los elementos que hemos ennumerado trabajan a la perfección entre sí para sacarnos alguna que otra sonrisa. Además, que sea híbrido lo hacen ideal para el día a día sin que ello perjudique a nuestra cartera; ya que el consumo por ciudad (su principal hábitat) no sobrepasa los 5 Litros mixtos forzando el coche, lo normal es rondar los 4L, 4´5L, marca que no está nada mal.

 La iluminación no ha sufrido ninguna modificación respecto a un yaris normal. Seguimos teniendo las mismas ópticas halógenas que iluminan de manera correcta, aunque en carretera abierta no iluminan demasiado y se ven algo cortas. La trasera por su parte llama mucho la atención gracias a las tiras led en forma de “C” que recorren los pilotos y que proporcionan esa sensación de anchura que tan bien le sienta y que se han convertido en parte de su identidad.

En cuanto a ayudas a la conducción, el Yaris GR-Sport viene equipado de serie con el sistema “Toyota Safety Sense”, en el que tendremos aviso de cambio involuntario de carril entre otras muchas más ayudas.

La razón de ser del Toyota Yaris GR-Sport es hacer que el conductor disfrute del día día con su mecánica híbrida y con su estética tan deportiva; y que disfrute de vez en cuando por carreteras sinuosas cuando tenga la oportunidad. El Yaris GR-Sport parte desde los 18.000€

Share This