El Skoda Scala es el nuevo modelo de la gama Skoda que llega al segmento C para ocupar el puesto del extinto Spaceback. Mide 4’36M de largo, 1’73 de ancho y 1’47 de alto. Se ofrece en 4 acabados: Active, Ambition, Sport y Style, y con motores gasolina y diésel con potencias comprendidas entre 95 y 150cv. Las cajas de cambios por las que se puede optar son manuales de 5 o 6 velocidades, o la automática DSG de 7 relaciones.

Este Skoda Scala, desarrollado a partir de la plataforma MQB-A0 llega con novedades tanto en diseño como en tecnología. Pero la principal característica que tiene, y por la que Skoda apuesta por él en el segmento C, es su gran espacio interior. Skoda quiere que sus modelos sean los más prácticos, aventureros y espaciosos del mercado, y en este Scala se confirma tal filosofía. Un espacio interior fantástico y un maletero imbatible le convierten en la gran sorpresa en este segmento.

En cuanto a diseño, vemos en su parte delantera el nuevo lenguaje de diseño de la marca que introducirán futuros modelos. El lateral es muy alargado, lo que nos dice que el espacio interior se aprovecha al máximo, además del contraste que hacen las llantas bitono Vega Aero de 18 pulgadas. La trasera muestra unos faros horizontales muy perfilados y una de las novedades, que es la parte del portón, que puede ser normal o acristalada, como en nuestra unidad. Además, este Scala es el primer modelo que incorpora el logo Skoda en letras y no con la clásica insignia.

En el interior vemos un habitáculo muy parecido a otros modelos como el Octavia, donde abundan buenos materiales y una agradable armonía entre sus elementos. Destaca la nueva pantalla de infoentretenimiento de 8″ llamada Bolero, con una fantástica interfaz, conectividad y todo lo necesario, excepto el navegador. Existe en opción otra pantalla, llamada Amundsen, más completa y premium. En el volante y cuadro de instrumentos no hay mucho cambio, ya que nuestra unidad dispone de instrumentación analógica, pero se puede optar por el Virtual Cockpit (512€) o Virtual Cockpit + Pantalla Amundsen (+1.200€).

Los asientos que monta esta unidad son en opción. Su aspecto es deportivo, con el reposacabezas integrado y con reglajes eléctricos y calefacción. Una de las novedades es el clima bizona, que ya incorpora funciones en la pantalla, manteniendo algunas físicas. El freno de mano es clásico, y no hay en opción uno eléctrico, ya que estamos ante un modelo desarrollado sobre la plataforma MQB-A0.

Las plazas traseras son las mejores del segmento. El espacio es brutal debido a la batalla tan larga, lo que nos hará ir muy cómodos en cualquier tipo de trayecto. Además, el techo panorámico aporta más sensación de amplitud. Destacamos las salidas de aire y asientos calefactados en ambos extremos.

El maletero de este Scala consigue el oro en cuanto a mejor capacidad en el segmento C: 467L de capacidad. El espacio está muy bien repartido, y contamos con rueda de repuesto y en opción bola de remolque plegable. Abatiendo los asientos de las plazas traseras conseguimos un total de 1.410L.

En marcha podemos apreciar que esta combinación de 1.5TSI y cambio DSG es la mejor opción a la hora de comprar este Scala. La potencia de este motor, 150cv, es perfecta para mover sobradamente a este coche, pudiendo optimizar mejor la fuerza y los consumos con el cambio de doble embrague de 7 velocidades. No falta empuje en ningún momento, ni siquiera en el modo Eco. De hecho, consigue el 0-100 en sólo 8’2 segundos, un buen dato tratándose de un modelo que no es deportivo. Sin embargo, en el modo Sport podemos notar que el coche modifica la dureza de la dirección y suspensión (dispone de suspensión adaptativa) y el cambio DSG se encarga de cambiar a altas vueltas para poder estirar a fondo este propulsor. El consumo mixto que hemos obtenido en esta prueba ha sido de 6’3L, un consumo que no está nada mal en un compacto de 150cv y 1.265kg.

Es un coche muy cómodo y fácil de conducir, adaptándose a cualquier circunstancia gracias a la buena potencia de este motor TSI y a los modos de conducción. Os recordamos que este propulsor cuenta con desactivación de 2 cilindros y conducción a vela en su modo Eco, para poder reducir consumos y emisiones. En cuanto ayudas a la conducción, este Scala dispone de Aviso de ángulo muerto, aviso de cambio involuntario de carril con corrección de volante, control crucero adaptativo, sensores delanteros y traseros con cámara de visión trasera, aparcamiento asistido, faros full LED… Un equipamiento muy completo.

El Skoda Scala dispone de faros full LED y largas automáticas, además de luz interior ambiental. El precio del Skoda Scala parte desde los 13.990€. Nuestra unidad con motor y extras citados está en torno a los 26.000 euros.

Si quieres ver la videprueba, aquí la tienes:

Share This