El Subaru Forester es el SUV del segmento C de la marca japonesa. Acaba de estrenar generación, y con esta ya van 5. Está construida sobre la plataforma Subaru Global, por lo que aunque parezca el mismo que el modelo anterior, en realidad, es un coche totalmente nuevo.

Ahora mide 4’62M de largo, 1’81M de ancho y 1’73M de alto, medidas que apenas muestran 1 o 2 centímetros de crecimiento respecto a la cuarta generación. Se ofrece en 3 acabados: Sport Plus, Executive, y Executive Plus, y solo existe una mecánica disponible, llamada e-bóxer, que combina un motor 2.0i bóxer atmosférico, de 4 cilindros y 150cv con un motor eléctrico de 12’3kw, el cual está alimentado por una batería de 0’57kwh. En cuanto a la caja de cambios, valga la redundancia, no hay cambios: Lineartronic de tipo variador continuo.

Es por esto que Subaru ha bautizado a su Forester como Ecohybrid, ya que es el primer modelo de la marca en electrificarse y recibir una mecánica híbrida, y es que la necesidad de adaptarse a las nuevas normativas anticontaminación han provocado que Subaru se introduzca en la hibridación, pero de una manera perfecta, ya que sigue manteniendo su personalidad propia: motor bóxer, Symmetrical AWD y polivalencia en todo tipo de viajes y terrenos.

En cuanto a su estética, mantiene el carácter y la robustez que predominaba en el anterior Forester, con cambios poco significativos en la línea, con protecciones en los bajos para darle un toque campero. La parte trasera es donde se nota que hay algo distinto, con ese nuevo diseño en los faros y una franja negra que los une. En la parte inferior se encuentra una salida de escape real y que encaja francamente bien en el conjunto de diseño. En el apartado de luces, este Forester incorpora en todas sus versiones los faros LED, que tienen un buen alumbrado y tono, con luces largas automáticas.

En el interior encontramos un salto de calidad en los materiales empleados. Ahora todo es plástico blando en las versiones Sport Plus y Executive, y detalles en cuero en la versión Executive Plus. Aun así, mantiene la misma filosofía que integra la marca nipona en todos sus modelos: cuadro de instrumentos analógico con pantalla digital en el centro, sistema multimedia de 8” y otra pantalla en la parte superior del salpicadero que actúa de monitor que aporta mucha información del funcionamiento del Forester, como el sistema de transmisión y ahora, como novedad, del motor térmico, eléctrico y su batería.

En esta versión Executive encontramos asientos en textil con reglajes eléctricos y memoria para dos acompañantes, que incluye calefacción en 3 intensidades. El sistema multimedia no incluye navegador, pero sí conectividad, por lo que si necesitamos que nos guíe a algún sitio tendremos que conectar nuestro Smartphone. Echamos de menos un techo panorámico, pero para tenerlo tendremos que adquirir la versión Executive Plus.

Las plazas traseras muestran una habitabilidad envidiable. La calidad es la misma que las delanteras, pero ya encontramos plásticos duros en las puertas. La tercera plaza es bastante útil, ya que el espacio para hombros es correcto y el túnel de transmisión no es demasiado abultado. No disponemos de asientos calefactables en estas plazas (sólo en Executive Plus) pero sí salidas del aire.

El maletero es de apertura eléctrica, con una apertura y cierre más rápidos que la generación anterior, y encontramos una capacidad de 509L. Debajo del piso no disponemos de rueda de repuesto, debido a que la batería del sistema híbrido nos quita ese espacio. Si abatimos los asientos de las plazas traseras podremos obtener una capacidad de 1779L.

En marcha notamos que este Forester EcoHybrid tiene un comportamiento muy parecido al de la cuarta generación, aunque ahora muestra un poco más de agilidad gracias al motor eléctrico, que ayuda a empujar el conjunto al motor térmico. Este es el conocido 2.0i bóxer de 150cv, con cambio CVT Lineartronic. El sistema eléctrico está compuesto de un motor eléctrico de 12’3kW y una batería de 0’57kWh, que según datos de Subaru pueden otorgar una conducción 100% eléctrica de 2kms. No echamos en falta potencia en ningún momento gracias al cambio automático que se encarga de revolucionar el motor instantáneamente, aunque peca de ruidoso, como es normal en un CVT. Sin Embargo, para pesar más de 1700kg no se mueve nada mal este Forester.

La dirección está un poco desmultiplicada, pero casi ni se nota, con una dureza media. Las suspensiones filtran perfectamente y son cómodas para trayectos tanto urbanos como extraurbanos, además de dar un gran aplomo fuera de asfalto. Los frenos muestran una gran seguridad tanto en asfalto como en carretera. En cuanto a consumos, hemos notado un descenso importante, de algo mas de un litro  respecto al Forster GLP que pudimos probar hace unos meses. Hemos obtenido una cifra de 8,3 litros en ciclo combinado, por lo que no está nada mal. En territorio off road nos subirá hasta los 12-13L perfectamente.

En cuanto a ayudas a la conducción, gracias al Eyesight disponemos de bastantes: aviso de angulo muerto, aviso de cambio de carril con corrección de volante, cámara trasera con aviso y detención por trafico cruzado, cámara lateral en el retrovisor, Drive Monitoring System, control crucero adaptativo…

Este Forester Ecohybrid continúa con el legado 4×4 de los modelos Subaru. Su tracción integral Symmetrical AWD realiza un gran trabajo fuera de asfalto, el cual es penalizado por los neumáticos y por su ángulo de entrada, de 20 grados. Salvando estos dos detalles, es un vehículo muy apto para salidas camperas, gracias a sus 22cm y al sistema X-Mode, que nos dará un plus en seguridad y en habilidad en esos terrenos más complicados que nos pondrán a prueba tanto al conductor como al coche. El ángulo ventral es de 21 grados, y el de salida de 26, por lo que una vez hayamos sorteado el obstáculo de frente, no habrá problema en continuar.

Gracias al X-Mode contamos con ayuda en descenso de pendientes que nos ayudará a tener todo bajo control cuando haya que bajar de la cima. Lo que hemos notado es algo más de fuerza gracias al sistema híbrido, ya que el motor eléctrico ayuda al térmico a salir de situaciones complicadas, así que este Forester Ecohybrid sale ganando en el apartado off road.

Los precios parten desde los 32.950 euros. Nuestra unidad tiene un precio de 35.650 euros. Aquí puedes ver nuestra videoprueba con el test off road:

Share This