Cuando vemos un Toyota Corolla, sabemos que estamos ante uno de los escritores de la historia del automóvil. Toyota comenzó su producción allá por el año 1966 como un compacto del segmento C que tras más de 50 años y 12 generaciones a su espalda, se ha convertido en el coche más vendido del mundo con más de 45 millones de unidades. En esta duodécima generación, el compacto de Toyota recupera el nombre de Corolla, sustituyendo al veterano Auris en el mercado europeo. Este Corolla 2019 gana en apariencia y calidad, con una estética más rompedora y agresiva gracias a un gran ejercicio de diseño.

Existen 3 versiones para el Corolla: 5 puertas, Touring Sport y Sedan; así como 5 acabados entre los que elegir: Business Plus, Active, Active Tech, Feel! Y Advance. En cuanto a las motorizaciones disponibles, tenemos dos: el 125H de 1.8L y el 180H de 2 litros de cubicaje. Ambas opciones son únicamente hibridas, acompañadas de una caja de cambios automática e-CVT

Este ejercicio de diseño que comentábamos se ve claramente en su estética rompedora y en su carácter japonés. El frontal destaca por una mirada agresiva gracias a unas ópticas afiladas con luces diurnas en dos grupos y a una parrilla en negro brillante y forma de panal de abeja. El lateral destaca por unas bonitas llantas de cinco radios y 18” y y por un techo en color negro de la carrocería bitono, que da la sensación de flotar y que ayuda a acentuar la forma de cuña del Corolla. La zaga destaca por unas ópticas traseras en forma de L horizontal con tecnología led que proporcionan una sensación de anchura al coche y por unas salidas de escape cromadas no funcionales que le dan ese toque deportivo.

El interior destaca por la correcta distribución de sus elementos y por el aumento de calidad percibida respecto a la generación anterior. Tecnológicamente viene bien equipado, con una pantalla digital en la instrumentación cargada de información y opciones. En el centro del salpicadero encontramos el sistema multimedia Touch To GO2 en posición flotante y rematada en negro piano. Es un sistema correcto, con buenos grafismos, no muy rápida y con accesos analógicos a sus extremos. Este sistema no cuenta con conectividad con Android Auto y Apple Car Play, por lo que seguramente tendremos que esperar un tiempo hasta que Toyota implemente esta tecnología en su veterano sistema. La habitabilidad de las plazas delanteras es muy buena, con asientos que recogen bien nuestro cuerpo y con una banqueta cómoda. Las plazas traseras del Toyota Corolla son algo comedidas, empezando por el acceso a las mismas, ya que la apertura de la puerta no es muy amplia, Una vez dentro, el espacio que disponemos para cabeza y rodillas es correcto si no medimos mas allá de 1.85m. Son cómodas y disponemos de un reposabrazos central oculto tras el respaldo de la plaza central. Destacar también que contamos con elevalunas eléctricos automáticos en estas plazas traseras. El maletero no es el mejor de su segmento, con 313 litros para las versiones con motor 180H. Si queremos una mayor capacidad, en los Corolla con motor 125H tendremos 361 litros; y si queremos aún más capacidad tendremos que recurrir a la versión sedán (529 litros) y a la versión Touring Sports (598 litros). Las plazas traseras se pueden abatir para aumentar la capacidad del maletero quedando el piso enrasado. En marcha podemos sentir al momento el aumento de potencia de los motores híbridos de toyota hasta los 180Cv. El nuevo motor de 2.0 Litros y 180Cv supone una evolución muy favorable que repercute en la experiencia de conducción y en las sensaciones, sin afectar al consumo por ello. Gracias al aumento de potencia, el cambio de marchas a través del sistema CVT o variador continuo se siente más lineal y sin tantos sobresaltos como pasa en este tipo de transmisiones. El Corolla acelera de 0a 100km7h en tal solo 7.9 segundos, gracias a la ayuda que proporciona el motor eléctrico de 109Cv y 202Nm. Los consumos según el ciclo WLTP van desde los 4 litros a los 5,6 litros, cifra bastante ajustada al consumo real. La dirección es cómoda, pero se antoja algo blanda, y la suspensión es igual de cómoda, ideal para movernos por ciudad. En cuanto a ayudas a la conducción viene muy bien equipado, destacando el control crucero adaptativo mediante sensor delantero y el sistema de aviso de cambio involuntario de carril con auto corrección de volante. El Toyota Corolla parte desde los 20.850€ para la versión de acceso, y el precio para nuestra unidad de pruebas con el acabado feel y el motor 180H es de 26.950€

Share This