El Toyota Yaris Cross es el nuevo SUV del segmento B de la marca nipona. Se trata de la versión crossover del utilitario Yaris, que ha crecido para completar la gama SUV híbrida, compuesta también por el C-HR, el Rav4 y el Highlander.

Mide 4’18M de largo, 1’76M de ancho y 1’56M de alto, lo que supone que crece respecto al Yaris unos 24cm en su longitud, 2 en su anchura y 9 en altura. La distancia entre ejes es de 2’56M y su altura libre al suelo, que se situa en 16’5cm, 3cm más que el Yaris convencional.

Este Yaris Cross está construido sobre la plataforma GA-B, bueno, y eso en castellano ¿qué significa? Pues que es un modelo que integrará la tecnología híbrida de cuarta generación de Toyota. Su propulsión está compuesta de un motor gasolina atmosférico de 3 cilindros, litro y medio de cilindrada de ciclo atkinson, junto con un motor eléctrico de 59KW en el caso de las versiones de tracción delantera, y dos motores eléctricos en las versiones de tracción a las cuatro ruedas,  cuya diferencia respecto a la versión de tracción delantera radicaría en un segundo motor eléctrico de 3’9KW, situado en el eje trasero. La potencia total es de 116cv.

La principal novedad es que este modelo podrá escogerse con tracción a las cuatro ruedas, denominada AWD-i, es decir, que el segundo motor eléctrico está situado en el eje trasero y moverá a este en casos de pérdida de adherencia, aunque se desactivará cuando alcancemos más o menos los 70km/h. Gracias a los 16’5cm de altura libre al suelo, 3 más respecto al Yaris convencional,  y a las nuevas suspensiones que integra, se convierte en un perfecto todo camino , con modos de conducción específicos para pistas de tierra y barro. Gracias a esta tracción 4×4 tendremos un Yaris perfecto para contratiempos. Estaremos preparados si viene otra Filomena.

En su interior encontramos prácticamente el mismo habitáculo que el Yaris convencional, aunque hay novedades en su diseño y en algunos elementos, como el cuadro de instrumentos, que este modelo incorpora el del Corolla. La pantalla del sistema multimedia crece hasta las 9” y con una interfaz totalmente nueva, la cual no hemos podido ver porque aún es top secret.

Las calidades que se aprecian son buenas, con plásticos blandos en el salpicadero y alguna zona con negro piano, aunque no se abusa en exceso de este material. Los asientos tienen un diseño novedoso y son de estética deportiva. Otro elemento nuevo es el selector de los modos de conducción off road, para cuando tengamos que salir a zonas un poco complicadas.

Las plazas traseras son iguales en cuanto a espacio y calidades, perfectas para dos pasajeros y con una tercera plaza que será útil para momentos puntuales.

El maletero es de apertura manual y dentro encontraremos distintas capacidades dependiendo si la versión es tracción delantera o 4×4. El dato oficial es de 400L de capacidad.

En cuanto a precios, aún no sabemos nada. ¿Sus acabados? Suponemos que serán similares a los del Yaris convencional.

¿Y que hay de las ayudas a la conducción y seguridad? Incorporará el sistema Toyota Safety Sense, por lo que estará a la última.

Y su lanzamiento? Pues Toyota habilitará la pre-reserva esta misma primavera, y las primeras unidades llegaran prácticamente en otoño.

¿Qué os parece este nuevo SUV de Toyota? Sin duda es un modelo muy interesante, que seguro tendrá una buena acogida en el mercado español, con novedades muy atractivas como su tracción 4×4 inteligente, su etiqueta ECO y sobre todo su estética, ya que parece un mini RAV4. Aquí tienes el vídeo por si quieres conocerlo un poquito más:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies